Hummus de quirquiña

Merienda, Platos principales | 1 septiembre, 2015 | By

IMG_1282

Si pudiese ser un animal, ¿cuál sería? Ninguno, porque si me convierto en animal ya no puedo desear ser razonable, ya habría dejado de serlo, ¿no? Si fuese un color estaría quebrada por todo el mundo y qué asfixiante no tener forma. Pero, ¿ser un plato de comida? Sí, siempre sí. Ante la oportunidad me convertiría en un bol de hummus. Es denso, ágil, cremoso, ligeramente ácido, francote, refrescante y tan, tan versátil.

Ya que es una buena fuente de proteínas, se pueden armar muchas comidas alrededor de él: untarlo en un pan con trozos de tomate fresco para un sándwich sobre la marcha, rodearlo de bastones de zanahoria, apio y brócoli o trozos de pan pita como aperitivo en una reunión, acompañarlo con vegetales al vapor y choclo para un almuerzo abundante o, mi manera favorita de comerlo, con una cuchara, desde el envase y directo a la boca (quizás es un nivel de fanatismo poco aconsejable).

El hummus es tan noble que se permite ser acompañado por distintas hierbas y vegetales. En esta receta tiene abundante quirquiña, porque la llajwa no puede ser la única afortunada que tenga su compañía. El truco está en no procesarla demasiado y dejar el hummus reposar para que pueda absorber la fragancia de la hierba.

IMG_1285

Hummus de quirquiña
Imprimir
Ingredientes
  1. 3 tazas de garbanzos cocidos
  2. 1/3 taza de sésamo blanco
  3. 3 dientes de ajo
  4. 4 cucharadas de jugo de limón fresco
  5. 3 cucharadas de aceite de oliva
  6. 1/3 taza de hojas de quirquiña (sin tallo)
  7. sal al gusto
Instrucciones
  1. Añadir a la procesadora el sésamo y los dientes de ajo y procesar unos segundos.
  2. Aumentar los garbanzos, el limón, la sal y el aceite de oliva y procesar hasta que el sésamo se desintegre.
  3. (Opcional: añadir un chorrito del líquido de cocción de los garbanzos o agua para un hummus más ligero).
  4. Añadir la quirquiña y procesar por unos pocos segundos.
  5. Decorar y devorar.
Notas
  1. Aproximadamente 1 taza o 1 1/2 taza de garbanzos crudos rendirán 3 tazas de garbanzos cocidos. Se deben remojar 6-10 horas antes de la cocción y cocerlos, a olla de presión, por 25-35 minutos. Es importante dejarlos reposar y no usarlos calientes para la preparación del hummus. No descartar el agua de cocción.

  2. Aguanta 4-6 días en un recipiente hermético y refrigerado.

Entre hojas y semillas http://entrehojasysemillas.com/
CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on Pinterest

Comments

Be the first to comment.

Leave a Comment

You can use these HTML tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>