Mantequilla de maní

Merienda | 30 septiembre, 2015 | By

Mantequilla de maní casera

“¿Y recibes suficiente proteína?”

Esa debe ser la pregunta que más recibo cuando digo que no consumo productos animales. A la próxima voy a responder: “¿Y vos recibes suficiente fibra? ¿Qué tal tu grasa saturada? ¿Qué me dices del colesterol?”.

Seguramente no voy a decir nada de eso, porque las plantas no te hacen una persona irritable.

Maní al horno

(más…)

Granola andina

Desayuno, Merienda | 8 septiembre, 2015 | By

 

IMG_0622

No veo televisión.

Excepto si es estoesto o esto.

En lo general, no me gusta ver televisión. Para las noticias están los periódicos y Twitter (#adicta), para las películas está Netflix, para la obsesión está Buzzfeed y Pinterest me hace tener 25674 proyectos a la vez. Pero hay alguien en mi casa (¡Hola papá!) a quien le gusta tener el aparatito prendido y sonando aunque lo vea muy poco. Los noticieros matutinos deben ser la manera más violenta de empezar un nuevo día, llenos de personas muy desabrigadas para el, todavía, invierno paceño, mucho color, noticias poco optimistas y publicidad. TANTA publicidad. Trato de desconectarme, porque si tiene una marca, lo más probable es que no me emocione comerlo. Pero esta vez se me pararon las orejas al escuchar “desayuno nutritivo”. ¿Qué tan nutritivo puede ser un producto que tiene que convencernos a comprarlo? No vemos una coliflor y espinacas bailando en las pantallas, ¿no? El producto que los conductores del programa estaban (fingiendo) consumir y que, además de hacerlos sonreír a las 6:45 am, los estaba llenando de energía y nutrientes, era un jugo de una transnacional con, aproximadamente, 26 gramos de azúcar por porción. Y el conductor y la voz en off no se quedaban ahí, decían que era tan nutritivo y sabroso que se podían tomar tres vasos del jugo para el desayuno. ¿Se imaginan? 78 gramos de azúcar para el desayuno. SETENTA Y OCHO. ¿Y nutrientes? Nada considerable. De paso, nos darían como 120mg de sodio. Por tomar un jugo de frutas. Aunque hay muchas opiniones, el margen de ingesta de azúcar diaria recomendada es de 30 a 50 gramos. El azúcar añadida es uno de los más grandes males de nutrición en la sociedad actual, al causar sobrepeso por ingerir calorías vacías.

(más…)

Galletas de quinua con maní y doble chocolate

Merienda, Repostería | 5 septiembre, 2015 | By

IMG_0524

Bolivia produce y exporta quinua. O por lo menos eso queremos creer. Parece  que lo estamos logrando como país hasta que vemos lo que está sucediendo con las exportaciones. Los precios están bajando y muchos productores se están viendo afectados. Como lado positivo, somos el primer país en el mundo en tener una planta de leche de quinua, aunque venga acompañada de la obsesión por los alimentos saborizados y azucarados. ¿De verdad queremos que la pureza de la quinua esté manchada de colorantes y aditivos y cosas desagradables? ¿Cuánta azúcar hay en los productos para niños? Pero me alejo del tema.

Tenemos mucha publicidad e incentivo para consumir más quinua, pero ¿lo estamos haciendo? O, ¿lo estamos haciendo de la manera correcta? Cada vez veo más tiendas de alimentos “saludables” que abren por la ciudad, cargadas de “súper” alimentos que hacen milagros en la salud. Me cuesta creer en sus promesas, pero, más que todo, me cuesta creer en su pureza.

IMG_0458

Una de las más grandes maravillas de la quinua es su versatilidad, una gran opción para celíacos o intolerantes al gluten. Yo evito el TACC (especialmente el T) porque mis adentros se sienten menos inflamados y aletargados así, entonces mi sorpresa es bastante desagradable al ver que la mayoría de los productos en el mercado que dicen ser de quinua también tienen harina de trigo y enormes cantidades de azúcar refinada. No, gracias, quiero mi quinua en mayores proporciones, por favor.

(más…)

Hummus de quirquiña

Merienda, Platos principales | 1 septiembre, 2015 | By

IMG_1282

Si pudiese ser un animal, ¿cuál sería? Ninguno, porque si me convierto en animal ya no puedo desear ser razonable, ya habría dejado de serlo, ¿no? Si fuese un color estaría quebrada por todo el mundo y qué asfixiante no tener forma. Pero, ¿ser un plato de comida? Sí, siempre sí. Ante la oportunidad me convertiría en un bol de hummus. Es denso, ágil, cremoso, ligeramente ácido, francote, refrescante y tan, tan versátil.

Ya que es una buena fuente de proteínas, se pueden armar muchas comidas alrededor de él: untarlo en un pan con trozos de tomate fresco para un sándwich sobre la marcha, rodearlo de bastones de zanahoria, apio y brócoli o trozos de pan pita como aperitivo en una reunión, acompañarlo con vegetales al vapor y choclo para un almuerzo abundante o, mi manera favorita de comerlo, con una cuchara, desde el envase y directo a la boca (quizás es un nivel de fanatismo poco aconsejable).

El hummus es tan noble que se permite ser acompañado por distintas hierbas y vegetales. En esta receta tiene abundante quirquiña, porque la llajwa no puede ser la única afortunada que tenga su compañía. El truco está en no procesarla demasiado y dejar el hummus reposar para que pueda absorber la fragancia de la hierba.

(más…)