Mantequilla de maní

Merienda | 30 septiembre, 2015 | By

Mantequilla de maní casera

“¿Y recibes suficiente proteína?”

Esa debe ser la pregunta que más recibo cuando digo que no consumo productos animales. A la próxima voy a responder: “¿Y vos recibes suficiente fibra? ¿Qué tal tu grasa saturada? ¿Qué me dices del colesterol?”.

Seguramente no voy a decir nada de eso, porque las plantas no te hacen una persona irritable.

Maní al horno

Es posible tener una alimentación balanceada y consumir productos animales. No es una dieta muy compasiva, pero puede ser bastante sana. También puedes ser vegano y tener muy mala salud. La clave está en el balance.

IMG_1838

IMG_1848

En el balance, la mantequilla de maní es un grupo alimenticio que debe ser consumido todos los días. En manzanas, plátanos, con quinua, sobre el pan (o galletitas sin gluten) o directamente desde el frasco. Mentira, quizás no es un grupo alimenticio por sí solo, pero debería serlo.

“¿Pero el maní no tiene mucha grasa y muchas calorías?”

Como una ávida comedora de plantas, puedo decir que no cuento las calorías que consumo diariamente y que me parece una carga innecesaria si comes los alimentos correctos. Esta grasa es natural, no procesada y buena para el cuerpo. Pero si son de esas personas que calculan matemáticamente sus comidas, dos cucharadas de mantequilla de maní tienen aproximadamente 8 gramos de proteína y sabemos que solo el 10 al 30% de nuestra ingesta calórica diaria debe ser de proteína. Nada que ningún vegano no alcance.

Mantequilla de maní

De todas maneras, acá va una receta alta en proteína y ridículamente fácil de hacer. Esta mantequilla de maní no se compara a las variedades procesadas y generalmente importadas que llegan al supermercado.


Mantequilla de maní
Imprimir
Ingredientes
  1. 250 gr de maní crudo (también conocido como maní blanco)
  2. 2 cucharaditas de azúcar morena (opcional)
  3. 1 cucharadita de miel de caña
  4. una pizca de sal
Instrucciones
  1. Calentar el horno a 220º C.
  2. Esparcir el maní en una bandeja para hornear. Meter al horno por 20 minutos, o hasta que el maní esté dorado.
  3. Con mucho cuidado, transferir el maní a la procesadora. El maní debe seguir caliente (o bastante tibio) para que suelte sus aceites naturales.
  4. Procesar por 5 minutos, parando cada tanto para raspar los bordes del envase.
  5. Añadir sal y el endulzante deseado y procesar unos minutos más.
Notas
  1. Nota: Se necesita fe para esta receta. Al principio el maní se convertirá en harina, después en una bola que da vueltas por el envase, luego en una masa grumosa y al final, recién, en esa cremosa y suave magia que mejora la vida.

Entre hojas y semillas http://entrehojasysemillas.com/

IMG_1878

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on Pinterest

Comments

Be the first to comment.

Leave a Comment

You can use these HTML tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>